S&P cambia calificación para México de estable a negativa; prevé bajo crecimiento económico

0
490

La calificadora S&P Global Ratings redujo la calificación para México de estable a negativa, ante la perspectiva de bajo crecimiento económico, así como por la falta de confianza de inversionistas y el plan energético anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.
La agencia destacó en un comunicado el cambio en políticas públicas que reducen la participación de la iniciativa privada en el sector energético, junto con “otros eventos” que han disminuido la confianza de inversionistas, como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), la implementación de consultas ciudadanas en temas clave, e incluso la creación de la figura de los delegados del gobierno en los estados.
Aunque la firma prevé que sociedad e instituciones den “cierta estabilidad y previsibilidad” conforme avance la administración, también detecta “el riesgo de que un crecimiento económico deficiente y la mayor centralización de la toma de decisiones pueda debilitar la estabilidad macroeconómica. En especial, si se enfrentan disyuntivas de política pública difíciles. Esto podría afectar negativamente la efectividad institucional”.
Ante este escenario, la calificadora detalló que la probabilidad de una baja en la calificación para el próximo año es de “una en tres”.
Sobre la nueva estrategia del gobierno federal para el sector energético, S&P Global Ratings destaca que hay una carga financiera adicional sobre Petróleos Mexicanos (Pemex), la cual, dijo, tiene un débil desempeño operativo y financiero, además de limitaciones en sus funciones.
“Pemex continúa presentando una carga fiscal elevada, incluso a pesar de un reciente cambio en su esquema tributario que mejora modestamente su flujo de efectivo…la combinación de un débil perfil financiero y la necesidad de tomar un rol más activo en el sector energético por parte de Pemex podría aumentar el riesgo de mayores pasivos contingentes para el soberano”, advirtió la calificadora en el documento.
En su reporte, hizo un llamado al presidente para que implemente implemente “políticas económicas pragmáticas que balanceen las prioridades sociales con la necesidad de mantener estabilidad macroeconómica”.
“Confirmamos nuestras calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo y corto plazo de ‘BBB+’ y ‘A-2’, y en moneda local de ‘A-‘ y ‘A-2’, respectivamente de México y revisamos la perspectiva de las calificaciones de largo plazo a negativa de estable”, concluyó la firma.
En enero pasado, la agencia Fitch Ratings también bajó las calificaciones crediticias de Petróleos Mexicanos (Pemex) en moneda local y extranjera a largo plazo, debido a factores como su estrecho vínculo con el gobierno, reducción de inversiones, así como su baja producción.