Consulta a Constellation Brands genera incertidumbre económica y espanta la inversión en Baja California

0
404

MEXICALI, BAJA CALIFORNIA…- A 23 de Marzo 2020…  Como Presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Comercio Binacional del Congreso del Estado, el diputado Rodrigo Otañez Licona consideró irresponsable e ilegal que el gobierno federal quite o retire permisos ya otorgados a cualquier inversión o desarrollo en nuestro estado.

En ese sentido expresó su desaprobación a la consulta ciudadana que el pasado fin de semana se realizó en esta capital del estado, para determinar si opera o no la empresa cervecera Constellation Brands, de la cual, advierte, “sus resultados son negativos”, ya que “genera incertidumbre económica y espanta la inversión”.

Rodrigo Otáñez dijo hacer uso de la tribuna para presentar un posicionamiento sobre la importancia de fortalecer al sector productivo, sobre la base de los principios básicos de legalidad y certeza, destacando que la generación de empleos es vital para el crecimiento y desarrollo económico del Estado.

“Todos fuimos testigos, en días recientes, de la intromisión del Gobierno Federal, por medio de la Secretaría de Gobernación, a la independencia y soberanía de nuestro Estado, realizando de forma irresponsable, y bajo estrictas irregularidades, un ejercicio al que llaman Consulta ciudadana”, comentó.

“Esto abre la caja de Pandora, a que el día de mañana cualquier proyecto, inversión o desarrollo que se lleve a cabo en nuestro estado sea sujeto a una “consulta”, lo que es sumamente preocupante, y lo único que va a generar es la pérdida de competitividad y el alejamiento de inversiones”, recalcó.

“¿Dónde quedó el estado de derecho? ¿Dónde quedo la seguridad jurídica? El gobierno debe de facilitar y generar las condiciones para que se desarrollen las actividades económicas. Nunca ser un obstáculo para las mismas”, insistió.

Por lo anterior, dijo: “A nombre (también) del Partido de Baja California, me sumo al reclamo que realiza la iniciativa privada, que se ha manifestado contra dicha consulta realizada por el gobierno federal, para determinar la autorización o no de alguna empresa, ya que es un tema que sólo compete a la autoridad estatal, con base en el cumplimiento de las leyes y reglamentos en la materia”.

“Cabe señalar que al mencionar la iniciativa privada no únicamente me refiero a las grandes corporaciones, pues la IP la conforman las MIPYMES (pequeñas y medianas empresas), la empresa familiar, el comerciante ambulante, el emprendedor con Start-up, entre otros”, aclaró.

“El resultado de la consulta, finalizó, es la pérdida de empleos, y, por ende, la pérdida de bienestar en Baja California”.